Las claves del éxito de Daddy Yankee

La fama mundial no llegó de la noche a la mañana, y durante las tres décadas que lleva dedicándose a la música, Daddy Yankee ha aprendido cómo moldear un tema hasta convertirlo en un hit. Sus últimos dos grandes éxitos, “Shaky, Shaky” y “Despacito” al lado de Luis Fonsi, son muestra de ello, y ahora el cantante ha hecho una reflexión de cómo ha hecho para llegar a la cima del género.

Durante una entrevista con AP, “El Big Boss” mencionó algunas de las cosas que ha hecho durante este tiempo para permanecer en el gusto del público. Una de ellas, es tratar de innovar con cada tema que crea.

“Cuando tú te retas a ti mismo y sabes que eres tú contra ti mismo para tú seguir avanzando es lo mejor que te puede suceder como persona, porque siempre vas a querer dar lo mejor de ti. Y es lo que yo hago, es lo que me entretiene, siempre retarme y lanzar una canción mejor que la última que he lanzado”, comentó el intérprete que esta semana se coronó en Spotify con el primer puesto de lo más escuchado a nivel mundial gracias al dueto con Luis Fonsi.

Y esa es justo la siguiente clave para triunfar: ayudar a otros. Y es que él sabe lo difícil que es hacerse camino en la industria musical, aun en esta época en la que Internet ayuda mucho, razón por la que siempre está en busca de apoyar a nuevos talentos o a viejos amigos.

“Siempre trabajé con la visión de abrir las puertas no sólo para los míos en Puerto Rico, sino para todos mis hermanos de América Latina y eso es lo que estoy viendo ahora, talentos de diferentes países, de diferentes nacionalidades, inclusive talentos europeos, no solo latinos, haciendo reggaetón. Me siento orgulloso de que pude comenzar algo que tuvo un choque cultural en el mundo entero y estoy viendo los frutos de eso”.

Y ahora, ¿qué sigue para él? Yankee disfruta del éxito que le trajo “Despacito”, pero no para de trabajar y hace unas semanas también estrenó junto con Ozuna “La Rompecorazones”. Además, se encuentra preparando su nuevo disco, el cual promete seguir rompiendo barreras, récords y prejuicios contra el reggaetón.

Deja tu comentario

También te gustaría