El trap, un estilo que lo odias o lo amas

Junto con el éxito que ha tenido el reggaetón en los últimos años, el trap ha comenzado a crecer y a tener mayor popularidad, sobre todo gracias a que estrellas como Maluma y Farruko lo han interpretado.

Sin embargo, mientras que unos defienden este estilo, caracterizado por sus letras fuertes y explícitas, otros no están tan a favor. ¿Quién crees que tiene la razón?

Los que están a favor…

Recientemente, Farruko aprovechó una conferencia de prensa para defender al trap, bajo el cual lanzó su último disco TrapXficante, con el que ha tenido una muy buena respuesta del público.

“Ahora en cualquier canal ves delincuentes, prostitución, drogas y asesinatos, es inevitable que ese tipo de información se difunda, porque llega de todos lados. No se puede señalar a un género musical por su contenido explícito. Y si tienes hijos pequeños, lo que debes hacer es controlarlos. Yo prefiero dejar las cosas como están y explicarle a mi hijo que eso que papi canta, no debe hacerlo cuando crezca”.

Por su parte, Maluma, quien fue muy criticado por el tema “4 babys” que cantó al lado de Noriel, Bryant Myers y Juhn All Star, también ha salido a la defensa del tema y del género, asegurando que las letras no se deben tomar tan en serio, pues son sólo para bailar y pasar un buen rato.

Y, aunque Ozuna es conocido por sus temas románticos, también ha dicho que no le molesta el trap pues para él es música que escuchan los adultos, por lo que no debe ser mala influencia para nadie.

Los que están en contra…

Aunque siempre es muy respetuoso con el trabajo de sus compañeros, J Balvin siempre se ha dicho a favor de la música que pueda llegar a todos los miembros de la familia, y sin pronunciarse en contra abiertamente, ha dicho en diversas ocasiones que él nunca cantará algo que pueda sonar ofensivo hacia la mujer o hacia cualquier otra persona.

El que ha sido más directo es Don Omar, quien con tantos años en la industria ha confesado que se inclina más por las propuestas que envíen un buen mensaje y no por aquellos que sean una mala influencia para los más jóvenes.

“La sociedad está creando todos los días seres humanos superficiales y yo creo que hoy en día, ser un influenciador es una oportunidad grandiosa que debe de aprovechar cada uno de nosotros… Si influenciar personas nos deja dinero, ¿por qué queremos mal influenciar personas?… El trap no es el problema, el problema es que quizás ellos mismos no respeten su género”, aseguró el productor a Rapetón hace unos días.

Deja tu comentario

También te gustaría