Dos cazas estadounidenses gastan una broma a los bañistas en los Ángeles.

Deja tu comentario

También te gustaría